¿COMO CUIDARSE LOS PEQUES EN VERANO?

¿COMO CUIDARSE LOS PEQUES EN VERANO?

EntradaAutor: JUAN-FISICO Data: 07 jul. 2015, 10:31

Para la mayoría de equipos profesionales ya se ha acabado la fiesta y empieza la pretemporada. Por lógica, durante la época vacacional, los jugadores profesionales han debido llevar una vida adecuada a su profesión. Alimentación correcta, descanso y mantenimiento físico programado para empezar los entrenamientos en las condiciones óptimas de trabajo. Para ello lo primero que hacen los clubs es una revisión médica que incluye controles de peso, grasa corporal, musculación, y algunos parámetros que indican las condiciones físicas de estos profesionales. A partir de esto los entrenadores siguen unas pautas para poner en forma a sus jugadores cara al inicio de la competición. Pero en el caso de los jugadores de base , con unas vacaciones más largas ( 2 meses en la mayoría de los casos ) , una edad más difícil de controlar en algunas cosas ( comidas , ejercicio físico , cambios hormonales y físicos ) y unas obligaciones que no ayudan a ese control por parte de padres, las pautas de conducta no son las mismas .
Normalmente los entrenadores del club intentan marcar un calendario que pone fechas y trabajo para llegar lo mejor posible al inicio de los entrenos. No pasa en todos los clubs, posiblemente porque algunos aún no tengan claro el organigrama técnico, o si podrán iniciar la temporada con uno o varios equipos en cada categoría. Supongamos que estamos hablando del equipo infantil y por lo tanto ese equipo en el mes de junio ya dispone de entrenador para el inicio de la temporada y que ese entrenador ha planificado el post-inicio de la temporada. ¿Cómo se controlan los parámetros que nos harán llegar en condiciones óptimas al primer entrenamiento? Lo primero y más recomendable es que el niño inicie una especie de descanso activo de las actividades físicas habituales. A estas edades el cuerpo pide marcha y por lo tanto no podemos decir a nuestros hijos que se estén en casa descansando un par de semanas sin hacer nada , aunque eso sería lo ideal , ya que los músculos y demás tejidos necesitan tener un reposo que les deje regenerarse lo mejor posible . Entonces el camino más exitoso será programar actividades que permitan al niño tener acción, pero a la vez estas actividades no deben suponer trabajos extras en los músculos propios de la actividad habitual del deportista. Es difícil encontrar un punto de equilibrio ideal, pero en verano la natación o el tenis jugado a un nivel de peloteo ayuda a tener una actividad física y a la vez permiten un descanso en los músculos de trabajo diario. Una vez conseguido, en teoría al menos, una recuperación física de una cargada temporada iniciaremos una tabla de trabajo propia y diseñada por cada técnico, que supondrá una base de trabajo sin excesiva carga, pero que mantendrá un nivel adecuado al inicio del trabajo. Es importante incidir sobre todo en los estiramientos, base fundamental para tonificar y preparar la musculación. Sin una tabla correcta de estiramientos podemos caer en la lesión muscular con más facilidad cuando la carga de trabajo sea fuerte. Además en estas edades estamos en plena época de crecimiento y la adaptación de la musculación al crecimiento del hueso se acelera con una buena base de educación muscular. Es fácil que en estos dos meses el niño crezca, baja la intensidad física y el cuerpo aprovecha para usar esa energía sobrante en el crecimiento (esto no lo tengo claro, pero la realidad marca una aceleración en el crecimiento cada verano).
Suponiendo que el niño haya descansado correctamente y que además se haya preparado para el inicio de la temporada tal y como el entrenador lo marque con unas tablas, nos metemos de lleno en un problema aún peor: la alimentación. El niño tiene vacaciones, hace calor y no apetecen según qué cosas, pero además los helados están buenísimos. Nosotros seguimos trabajando y no podemos controlar lo que el niño come en todas esas horas que pasan fuera de nuestro control. Creo que lo mejor es exponer con toda crudeza el significado de ganar grasa que difícilmente desaparecerá hasta los primeros partidos. Comer un helado no es problema, el problema es cuando ese helado es habitual; un helado se quema con la actividad normal, varios no dan tiempo y se acumula la grasa. Las chuches , comer patatas y huevos , y en definitiva no comer con corrección simplemente por ser verano y estar de vacaciones puede significar un retraso en la puesta en forma , un riesgo de lesionarse y una piedra difícil de sortear en el camino del deportista . En los jugadores de élite es una de las cosas que más se controlan ya que la bajar el nivel de quema de calorías hay riesgo de acumular peso, y saben los jugadores por experiencia que no estar en forma al inicio de la temporada puede marcar toda una temporada en negativo.
Y por último está el tema de que si conviene o no jugar a fútbol en esta época. Si hablamos con Cruyff seguramente estará de acuerdo conmigo que es bueno jugar a fútbol en una forma lúdica, sin competición, por no perder el toque y para darle al juego un toque de divertimento, sin presión. Aunque hasta la 2ª o 3ª semana no sería conveniente. Si nuestro interlocutor es Capello, seguramente incidirá en no jugar a fútbol en época vacacional y lo prohibirá taxativamente. Cada uno debe tener el cuidado suficiente y practicar deporte con la suficiente inteligencia para que no le perjudique; aunque jugar a fútbol por puro placer, sin presión, creo que es lo mejor que puede hacer un futbolista para mantenerse en forma, en definitiva es el deporte que nos gusta practicar.
JUAN-FISICO
 
Entrades: 61
Membre des de: 29 març 2009, 22:30

Torna a: El racó del "FÍSICO"

Qui està connectat

Usuaris navegant en aquest fòrum: No hi ha cap usuari registrat i 1 visitant

cron